);

Esta forma de caminar, corresponde a una modificación del patrón normal de la marcha en el niño; se debe a una rotación anormal de la extremidad y que pudiera originarse desde la cadera, la pierna o el pie.torsion tibial

Esta alteración de la marcha es muy frecuente en los niños, y es importante determinar la causa; así por ejemplo, la rotación de la pierna por torsión a nivel de la cadera es una causa común de marcha con los pies hacia adentro entre los 3 y 4 años de edad que además  se incrementa entre los  5 y 6 años, se presenta de forma más frecuente en las  niñas y tiende a ser familiar; suele afectar ambas piernas, y resulta ser muy frecuente en  niños que tienden a sentarse en doble u.sentarse en w

Inicialmente los padres del niño se dan cuenta porque el niño se cae frecuentemente al  tropezarse con sus pies, sin embargo el problema no termina ahí, pues  de no corregirse, conforme el niño sea más grande desarrollará una rotación externa de la pierna (tibia) de forma compensatoria, y esta combinación de rotación de cadera y pierna llevará a una mala alineación que dará como resultado una inestabilidad en la rodilla y dolor como consecuencia en edades posteriores.

Por lo tanto se debe hacer una evaluación adecuada para determinar el sitio de la alteración y con ello ofrecer el tratamiento adecuado. Esta evaluación será multidisciplinaria, involucrando al equipo de traumatología y ortopedia pediátrica, así como al médico especialista en Medicina de Rehabilitación pediátrica

Si su hijo tiene este problema se sugiere acudir con su médico para una valoración completa, y un tratamiento oportuno, de esta forma evitará complicaciones futuras.

Copyright by Dra. Lizbeth Espinoza 2019. Todos los derechos reservados.