);

Rehabilitación & Fisio

BLOG



08/Dic/2021

paralisis-facialLa lesión del nervio facial, resulta en una parálisis o debilidad muscular de la mitad de la cara.

Debido a que el nervio transmite información sensitiva, motora y parasimpática, la parálisis facial resulta en una alteración funcional y cosmética, que se puede acompañar de resequedad de ojos, intolerancia a sonidos fuertes, alteración en el gusto, aumento o disminución en la salivación, alteración en la fonación, y dificultad en el control de la comida en la boca.

Como resultado, la pérdida de la función del nervio facial, altera de manera importante la imagen corporal de la persona y su habilidad para comunicarse y expresar emociones; también altera la visión debido a la pérdida del reflejo de parpadeo y limita la habilidad de ejecutar algunas actividades de rutina como comer y tomar líquidos.

Puede afectar gente de cualquier edad, con una predominio entre los 40 y 49 años.

Se han propuesto varias hipótesis en cuanto a su causa, dentro de las que se encuentra una infección viral latente o reactiva ( por ejemplo el virus del herpes), un fenómeno de menor irrigación de sangre (relacionada con hipertensión arterial y diabetes mellitus) eventos como el embarazo, golpes o lesiones en cara, o de causa desconocida como la llamada parálisis de Bell o idiopática, que es la forma más común, representando el 70% de los casos

Existen varias alternativas de tratamiento dentro de las cuales se encuentran los medicamentos, y la Rehabilitación. Dentro de esta última existen varias técnicas que se pueden utilizar, sin embargo fundamentalmente se trata de la reeducación a los músculos del lado de la cara afectado

Los músculos de la cara tienen una capacidad limitada de proporcionan información propioceptiva al cerebro por lo que otra alternativa dentro de la Rehabilitación es la reeducación con feedback y electromiografía de superficie, que de acuerdo con algunos autores tiene mejores resultados y se ha reportado como uno de los métodos más eficaces para reeducación neuromuscular, disminuyendo o eliminando complicaciones que se pueden presentar con otros métodos

Dentro de las complicaciones que se pueden presentar están las llamadas sincinesias, que son movimientos no deseados que se presentan durante un movimiento voluntario, o bien un espasmo hemifacial que se trata de contracciones rápidas e irregulares en la mitad de la cara afectada y que no se pueden controlar de forma voluntaria

El pronóstico de recuperación se encuentra en relación a la causa, así, la parálisis de Bell va seguida de una recuperación en un 70% de los pacientes , sin embargo cuando la parálisis es por causa traumática, el porcentaje no es tan bueno, y hay un porcentaje que no se recupera, y es en ellos en quienes es importante realizar una serie de estudios que ayuden a determinar la causa y pronóstico

Por lo tanto, el tratamiento debe ser integral y debe incluir, determinar la causa, severidad de la lesión, y valorar todo el contexto de la parálisis como, la duración del padecimiento, así como la variedad de los factores biopsicosociales que puedan influir. Pues al final, el restaurar el movimiento facial tiene muchas implicaciones en la calidad de vida de la persona.


08/Dic/2021

lumbalgia

La palabra lumbalgia se refiere a un dolor localizado por debajo del margen costal y por encima del límite superior de la región glútea, que puede ser provocado por diversas causas.

Es el problema musculo-esquelético más frecuente que afecta a todos los grupos de edad. Se ha convertido en un problema de salud pública ya que es la causa más frecuente de incapacidad en el mundo. Se calcula que entre el 60 y 90% de la población presentará al menos un episodio de dolor lumbar en el transcurso de su vida

Es ocasionado y favorecido por diferentes factores, y la forma más frecuente de presentación es la inespecífica donde el dolor tiene un origen mecánico, y está en relación a fuerzas excesivas dentro de la columna; tiene un componente postural, y está relacionado con posiciones viciosas; también tiene que ver con el estado funcional, por lo que se verá favorecido por los movimientos inadecuado de la columna, y estará influenciado por la actividad muscular y por lo tanto tendrá relación con sobre esfuerzos.

Existen factores que están relacionados con mayor posibilidad de presentar este padecimiento, dentro de estos se encuentra el sexo femenino, personas con sobrepeso u obesidad, con alteración en la postura, poca fuerza muscular; y está relacionado con factores psicosociales. También es importante mencionar que guarda una estrecha relación con la actividad laboral desempeñada; por lo que existen además los llamados factores de riesgo laborales, dentro de los que encontramos el grado de trabajo físico que se realiza, el permanecer en una postura estática durante gran parte de la jornada laboral, realizar flexiones o torsiones de tronco frecuentes; levantar, empujar o jalar objetos pesados, así como realizar trabajo repetitivo o estar sometido a vibraciones.

La lumbalgia se considera un problema de salud importante porque se puede presentar de forma persistente, episódica o recurrente, con una intensidad y severidad variable, pero que afecta la funcionalidad o las condiciones de vida de la persona, y que puede variar en su tiempo de recuperación.

El dolor lumbar afecta la función muscular, especialmente músculos de la espalda y abdominales. Estos grupos musculares son los encargados de mantener la estabilidad de la columna durante los movimientos. La debilidad de los músculos abdominales ocasiona una basculación anterior de la pelvis, lo cual incrementa la posibilidad de presentar dolor lumbar.

Durante las actividades como levantar objetos, los músculos de la espalda y los abdominales se contraen para proteger a la columna contra las cargas excesivas.

Para el tratamiento de la lumbalgia se cuenta con alternativas farmacológicas, utilizando diversos medicamentos como analgésicos, relajantes musculares, etcétera, mostrando una buena eficacia en la disminución del dolor. En lo que respecta al tratamiento no farmacológico, existen varios estudios que apoyan el uso de la rehabilitación en donde se incluya un programa de ejercicios, enseñanza de higiene de columna, y modificaciones en el estilo de vida, que mejorarán la condición física y psicológica de la persona contribuyendo a la recuperación, ya que cuando no se recibe un tratamiento integral, está descrito que se presentará una recaída a futuro en un alto porcentaje de los casos. En ocasiones se utiliza el tratamiento farmacológico junto con un programa de terapia física, la decisión la tomará su médico especialista en Rehabilitación. Sin importar la modalidad de tratamiento que se elija, el tratamiento de rehabilitación siempre irá encaminado a disminuir el dolor, mejorar la funcionalidad y la calidad de vida favoreciendo la reincorporación a las actividades de la vida diaria, actividades laborales, familiares, recreativas y sociales.


08/Dic/2021

El evento vascular cerebral, comúnmente conocido como embolia, es la causa más importante de discapacidad perma­nente en el adulto, la segunda causa de demencia tras la enferme­dad de Alzheimer, y el motivo más frecuente de hospitalización neurológica.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, constituye la segunda causa de muerte y su aparición se incrementa de forma progresiva con cada década de vida que pasa después de los 55 años de edad. El evento se puede volver a presentar en un 10 a 20% de los casos en los siguientes dos años.

Se trata de un cuadro de inicio súbito, con un déficit neurológico focal, aunque ocasionalmente puede presentarse con progresión gradual.

Las manifestaciones dependen del sitio del cerebro que se afecta aunque frecuentemente son de un solo lado, e incluyen problemas para hablar o entender lo que se dice, problemas para ver, falta de fuerza de una parte del cuerpo y pérdida de la sensibilidad

Existen factores de riesgo para este padecimiento y estos corresponden a todas aquellas características biológicas o hábitos que condicionan mayor probabilidad de presentarlo. Algunos se pueden cambiar (modificables) y otros no(no modificables)

Son factores de riesgo modificables la presión arterial alta, el tabaquismo, la diabetes, el colesterol alto; algunos hábitos dietéticos como el excesivo consumo de sal, grasas, y la deficiencia de vitamina B.

Los factores de riesgo no modificables son la edad (aumenta al doble en cada década de vida a partir de los 55 años), sexo (los hombres tienen mayor riesgo), antecedentes en la familia (da mayor susceptibilidad)

Son factores protectores el consumo de pescado al menos una vez por semana y el consumo de tres o más piezas de fruta al día; así como el ejercicio moderado, durante al menos 30 minutos diarios.

Un elevado porcentaje de personas que sufre un evento vascular cerebral queda con alguna secuela, como por ejemplo falta de movimiento de una parte del cuerpo, problemas de equilibrio, de memoria, en el aprendizaje, problemas para hablar, dolor o alteracio­nes emocionales. Esto ocasionará que entre un 35 y un 45% de las personas se vuelva dependiente en forma parcial o completa para realizar sus actividades de la vida diaria

Aproximadamente el 50% de las personas que tuvieron un EVC, necesitará de rehabilitación por presentan limitaciones físicas que repercutirán en su desempeño diario, tanto en actividades del hogar, trabajo, actividades recreativas y en general en su participación en la sociedad.

Los programas de rehabilitación, siempre dirigidos por el médico especialista en Rehabilitación, se pueden iniciar desde que el paciente se encuentra hospitalizado, con el objetivo de disminuir complicaciones que se pueden presentar por la falta de movimiento. Y una vez que se da de alta se realiza un programa individualizado para tratar de organizar su funcionamiento, y readaptarlo a su ambiente, evitando el sedentarismo, volviendo menos evidente la deficiencia resultante y aprovechando las capacidades residuales; al mismo tiempo que se alienta a una prevención secundaria que es la modificación y tratamiento de aquellas condiciones que provocaron el evento vascular cerebral y que de continuarse incrementarían la posibilidad de presentar uno nuevo.


08/Dic/2021

Una amputación es la pérdida parcial o total de una extremidad. Puede estar relacionada con diversas causas como son accidentes, tumores, o enfermedades como la diabetes

Su importancia radica en que se trata de un evento psicológica y funcionalmente devastador, con un costo extraordinario y con una repercusión final en la calidad de vida.

El objetivo del programa de rehabilitación es regresar a las personas con amputación a su ambiente y hacerlos capaces de llevar a cabo actividades de la vida diaria tan independientemente como sea posible; teniendo en cuenta el componente social que conllevan al desarrollo global de la persona, buscando mejorar la funcionalidad y la calidad de vida

persona-hincada

La rehabilitación inicia al momento de la amputación, desde la educación a la persona afectada como a sus familiares sobre consecuencias funcionales, vigilancia de condiciones generales, manejo del dolor, y un programa de terapia física individualizado

Este programa será dirigido por el médico especialista en rehabilitación tomando en cuenta el estilo de vida previo a la amputación, las expectativas de la persona y las limitaciones médicas que pudiera tener para llevar a cabo ciertas actividades, evitando así complicaciones y dando como resultado metas realistas, en base al nivel de independencia esperado en relación al estado físico, psicológico, y el ambiente social en el que se desenvuelve.

Dentro de los objetivos del programa de rehabilitación, si su condición física lo permite, se encontrará la prescripción de una prótesis, dispositivo que buscará sustituir a la extremidad faltante. Se buscará trabajar en la imagen corporal (es decir, la percepción que tiene la persona de su cuerpo), el estigma social, y la calidad de vida

imagen-de-protesis

El periodo de rehabilitación protésica inicia en el momento en el que se decide que la rehabilitación con una prótesis es apropiada y se extiende hasta que el paciente tiene una adecuada adaptación, se siente confiado y es competente en su uso, sin requerir supervisión o ayuda estrecha. Para poder determinar el momento adecuado se requerirá de una valoración médica detallada de la condición física y de salud de la persona.

Con un programa de rehabilitación bien diseñado, la persona con enfermedades asociadas como la diabetes tendrá 7% menos probabilidad de experimentar una nueva amputación, 24% más probabilidad de que se le prescriba una prótesis, 22% menos mortalidad, y 14% menos probabilidad de que requiera nuevas hospitalizaciones.

jugando-futbol


08/Dic/2021

Un niño con riesgo de daño neurológico es aquél que por acontecimientos ocurridos de manera previa, durante o posterior al nacimiento tiene más probabilidades de presentar en los primeros años de la vida, problemas de desarrollo que involucren la movilidad, los sentidos como la visión o la audición, su capacidad de aprendizaje y su comportamiento. Estas alteraciones pueden ser temporales o definitivas.

Ejemplos de estos acontecimientos condicionantes a daño neurológico están un peso menor a 1500gr, menos de 32 semanas de gestación, asfixia, infecciones, desnutrición, embarazos múltiples (por ejemplo gemelos), padres adolescentes, consumo de medicamentos que están prohibidos durante el embarazo, así como el consumo de alcohol, tabaco, o drogas

El daño neurológico puede manifestarse de manera inicial con los llamados signos de alarma, y se refiere a todos aquellos datos clínicos, que se presentan físicamente producto del daño cerebral y que son anormales durante el desarrollo; ejemplo de ellos son problemas para deglutir o succionar, rigidez en brazos o piernas, debilidad en extremidades, la mano empuñada, y el pulgar atrapado.

La detección de estos signos es primordial hablando del proceso de rehabilitación, ya que con ella se puede evitar o disminuir la incapacidad que pudiera producirse de manera secundaria. Por su alta frecuencia y su potencial de invalidez involucrando las diferentes áreas del desarrollo psicomotor, este padecimiento se encuentra entre las prioridades de salud pública.

Las modificaciones en el desarrollo normal no necesariamente significan que el niño tendrá discapacidad. Sin embargo, la importancia de detectar de manera temprana estos signos, está en la posibilidad de modificarlos disminuyendo su expresión o incluso haciendo que desaparezcan conforme continua el desarrollo, y con esto se les pueda brindar un desarrollo lo más cercano posible a lo que se espera de acuerdo a su edad.

Por esta razón, existen los programas de estimulación temprana, los cuales buscan alcanzar el adecuado desarrollo del niño de una manera integral, logrando alcanzar lo mejor posible el máximo de sus capacidades en el área familiar, social, recreativa, y en un futuro escolar, minimizando así la expresión del daño neurológico.

estimulacion


08/Dic/2021

                           Las lesiones por trauma aumulado se definen   como aquellas producidas por niveles constantes de estrés fisiológico sin el suficiente tiempo para recuperación .Las lesiones son resultado de un microtrauma repetitivo aplicado a un tejido sano.

Estas alteraciones van a estar en relación al grado de carga física, al tamaño del músculo que se utiliza para la actividad, tipo de contracción muscular que se realiza (estática o dinámica), intensidad de la actividad, así como de las características del individuo que la lleva a cabo

Puede afectar músculos, tendones o nervios y son causados, acelerados o agravados por exposiciones ergonómicas adversas. Pueden estar relacionado con actividades laborales, del hogar o recreativas

compu-y-tunel-del-carpo                        codo-tenista                                  tender-ropa

Como factores de riesgo para estos padecimiento se encuentran los siguientes:

La postura. Una posición del cuerpo inadecuada al realizar la actividad, terminará por demandar un mayor esfuerzo para realizarla, o la dificultará exigiendo un gran esfuerzo físico. Una posición fija, con poco o nulo movimiento por periodos largos, al igual que el realizar el trabajo de forma asimétrica (es decir, utilizar más tiempo una mano que otra, por ejemplo) también son predisponentes.

La fuerza. Se refiere a la relación que existe entre el esfuerzo físico que demanda la actividad y la fuerza física que posee la persona que la realiza, la lesión ocurre cuando la primera sobrepasa a esta última

Tipo de trabajo. El trabajo estático se refiere a una contracción muscular sostenida, sin movimiento de la articulación, y su efecto perjudicial estará en relación a la postura en sí, y a la duración de la actividad, ya que esta disminuirá el aporte de sangre a los músculos y por lo tanto producirá fatiga

El trabajo dinámico se encuentra más en relación al número de veces que se realiza la misma actividad, o sea, a la repetición del trabajo, ya que esta tendrá un efecto multiplicador sobre la actividad y sus efectos en el cuerpo.

La invariabilidad de la actividad, se refiere a llevar a cabo la misma actividad a lo largo del tiempo, involucrando siempre las mismas estructuras músculo-esqueléticas; esto impedirá una adecuada recuperación de la estructura si se encuentra en riesgo de daño

Agresores físicos. Factores como el frío, las vibraciones, el impacto constante, o presiones mecánicas

Factores propios del individuo. La condición física, edad, debilidad muscular, sobrepeso, enfermedades previas o actuales, tabaquismo

Y por último, los factores externos al individuo como lo son el no utilizar los aditamentos adecuados para realizar la actividad como equipos especiales, ayudas técnicas, ropa o calzado adecuado

Ejemplos de estos padecimientos son túnel del carpo, tenosinovitis de Quervain, epicondilitis, lesión de manguito rotador

quervain                    tunel-del-carpo                  epicondilitis

 


Imagen1.png
08/Dic/2021

El término calentamiento muscular se refiere a la actividad que prepara al cuerpo para el ejercicio. El calentamiento previo a iniciar una actividad física es recomendado por todos los profesionales de la salud por su potencial de mejorar el desempeño de la actividad y disminuir las lesiones hasta en un 50%, además de disminuir la severidad de la lesión.

Durante las actividades deportivas algunas de las lesiones que más se presentan son esguinces de tobillo y rodilla, desgarro de isquiotibiales, entre otros

Cerca del 20% de las lesiones son severas y representarán más de 10 días de pérdida de actividad física; muchas lesiones requerirán de intervención quirúrgica y tratamiento de rehabilitación;  sin mencionar que podría tener consecuencias a mediano y largo plazo como la disminución en la participación en actividades deportivas; la posibilidad de sufrir una nueva lesión cuando se regresa a jugar, e incremento en el riesgo de osteoartrosis (desgaste articular)

A grandes rasgos el calentamiento se puede dividir en uno general y uno específico a la actividad a realizar.

imagen1

El calentamiento general a su vez se dividirá en:

Fase dinámica que incrementa frecuencia cardiaca y respiratoria para mejorar el aporte de nutrientes y oxígeno a los músculos, en esta fase se puede utilizar la carrera por ejemplo

Estiramientos: comenzando de abajo hacia arriba, que permite que músculos y articulaciones se adapten a los movimientos amplios que se requiere para la actividad física

Activación muscular: ejercicios que permitan contracciones suaves y progresivas de grandes grupos musculares

El calentamiento específico se dividirá en:

Muscular: involucrando en especial aquellas partes del cuerpo que van a intervenir de forma decisiva en la actividad que se va a realizar.

 Técnico deportiva: ejercicios con los elementos técnicos más importantes del deporte que se va a practicar.

 


1-1200x800.jpg
08/Dic/2021

La rehabilitación muchas veces es confundida con la fisioterapia, y aunque la rehabilitación utiliza técnicas físicas en su arsenal terapéutico, también coordina intervenciones de carácter psicológico, emocional, educativo, económico, laboral, social, que la medicina física no puede suministrar.  El trabajo en rehabilitación debe ser multidisciplinario, conformado por un equipo de profesionales especializados en el tratamiento de cada una de las áreas: médicos de otras especialidades, fisioterapeutas,  terapeutas ocupacionales, terapeutas del lenguaje, psicólogos.

Por lo tanto, no se debe utilizarse de manera indistinta un área (en este caso la fisioterapia) que puede o no ser parte del manejo de rehabilitación, con la totalidad del concepto.

El Médico Rehabilitador es el encargado de:

  • Actos médicos, diagnósticos y terapéuticos propios de su especialidad (por lo que hará su respectiva valoración, solicitará estudios de laboratorio y gabinete, además de prescribir tratamiento farmacológico si así lo requiriese).
  • Calificar el tipo de incapacidad y la intensidad de la misma, así como de establecer, coordinar y controlar el programa terapéutico-rehabilitador incluyendo aspectos de terapia física, movilidad, comunicación, y actividades de la vida cotidiana con las disposiciones que se requieren al igual que el suministro de ayudas técnicas, y otros dispositivos, modificandolo en función del momento evolutivo.
  • Conoce el punto máximo al que puede llegar la Rehabilitación, bien por haberse estabilizado la situación del paciente o bien por haber alcanzado los objetivos previstos.

posture-analysis-1200x800.jpeg
08/Dic/2021

La buena postura es aquella en la hay una adecuada distribución del peso corporal y que facilita el trabajo de los músculos para sostenerlo o para realizar una acción.

Las alteraciones posturales pueden estar influenciadas por el entorno psicosocial ya que existe una relación entre la postura y el estado psicológico de la persona, el estrés o la fatiga. También pueden estar influenciadas por los elementos alrededor cuando éstos son inadecuados, obligándonos a modificar la buena postura.

MEDIDAS BÁSICAS DE COLUMNA

Se deben evitar posiciones estáticas como estar de pie o sentado por largos periodos de tiempo, procurando alternar tareas en posición estática con aquellas en movimiento, o bien repartir la tarea en varios días, o intercalar periodos de descanso durante la actividad.

Se deben modificar las condiciones del lugar si fuera necesario, por ejemplo, se puede cambiar la silla, cama, o mesa si no fueran los adecuados; de manera que la altura, dureza, iluminación, y posición de los objetos sea la adecuada para la actividad a realizar.

Sentarse de forma adecuada

Se deben tener en cuenta varios aspectos:

Altura de la silla: suficientemente baja como para poder apoyar los pies en el suelo, las rodillas y las caderas deberán mantener un ángulo de 90 grados; de no ser así, se puede colocar un banquito en los pies, de manera que pueda apoyarlos.

Respaldo de la silla: se debe mantener la espalda erguida y debe apoyar correctamente la zona lumbar, de no ser así deberá complementarse con un soporte lumbar o bien un aditamento que haga esta función como un cojín.

La silla debería tener descansabrazos para apoyarse en ellos  y ayudar a mantener una buena alineación en la espalda.

Forma correcta de sentarse:

Deberá permanecer sentado en la silla lo más atrás posible, apoyando la espalda contra el respaldo, si se tiene una mesa por delante, ésta deberá estar cerca de la silla, y deberá tener una altura adecuada (se considera adecuado si la mesa llega a la altura del esternón), de manera que se evite el inclinarse hacia adelante.

Evitar asientos demasiado blandos y sin respaldo, que le queden demasiado grandes o pequeños.

Evite sentarse en el borde del asiento ya que deja la espalda sin apoyo; igualmente evite sentarse inclinándose hacia un lado.

No realice giros sobre la columna. No gire los hombros mientras las caderas permanecen en el mismo sitio. Si debe girar el cuerpo para alcanzar un objeto deberá hacerlo en bloque, es decir, girará en el mismo sentido hombros, caderas y pies para tomar lo que desea.

Evite tener la misma posición por tiempos largos. Cambie la postura cada 50 minutos.

1

1

Al conducir

Adelantar el asiento del automóvil hasta alcanzar los pedales con la espalda completamente apoyada en el respaldo, las rodillas y la cadera en ángulo de 90°.

Siéntese derecho, y deberá tomar el volante con las dos manos, quedando los brazos semi-flexionados. Se debe evitar conducir con los brazos demasiado alejados del volante, con brazos y piernas extendidos y sin apoyo dorso-lumbar.

2


Copyright by Dra. Lizbeth Espinoza 2019. Todos los derechos reservados.