);

Rehabilitación & Fisio

BLOG



08/Dic/2021

Un niño con riesgo de daño neurológico es aquél que por acontecimientos ocurridos de manera previa, durante o posterior al nacimiento tiene más probabilidades de presentar en los primeros años de la vida, problemas de desarrollo que involucren la movilidad, los sentidos como la visión o la audición, su capacidad de aprendizaje y su comportamiento. Estas alteraciones pueden ser temporales o definitivas.

Ejemplos de estos acontecimientos condicionantes a daño neurológico están un peso menor a 1500gr, menos de 32 semanas de gestación, asfixia, infecciones, desnutrición, embarazos múltiples (por ejemplo gemelos), padres adolescentes, consumo de medicamentos que están prohibidos durante el embarazo, así como el consumo de alcohol, tabaco, o drogas

El daño neurológico puede manifestarse de manera inicial con los llamados signos de alarma, y se refiere a todos aquellos datos clínicos, que se presentan físicamente producto del daño cerebral y que son anormales durante el desarrollo; ejemplo de ellos son problemas para deglutir o succionar, rigidez en brazos o piernas, debilidad en extremidades, la mano empuñada, y el pulgar atrapado.

La detección de estos signos es primordial hablando del proceso de rehabilitación, ya que con ella se puede evitar o disminuir la incapacidad que pudiera producirse de manera secundaria. Por su alta frecuencia y su potencial de invalidez involucrando las diferentes áreas del desarrollo psicomotor, este padecimiento se encuentra entre las prioridades de salud pública.

Las modificaciones en el desarrollo normal no necesariamente significan que el niño tendrá discapacidad. Sin embargo, la importancia de detectar de manera temprana estos signos, está en la posibilidad de modificarlos disminuyendo su expresión o incluso haciendo que desaparezcan conforme continua el desarrollo, y con esto se les pueda brindar un desarrollo lo más cercano posible a lo que se espera de acuerdo a su edad.

Por esta razón, existen los programas de estimulación temprana, los cuales buscan alcanzar el adecuado desarrollo del niño de una manera integral, logrando alcanzar lo mejor posible el máximo de sus capacidades en el área familiar, social, recreativa, y en un futuro escolar, minimizando así la expresión del daño neurológico.

estimulacion


Copyright by Dra. Lizbeth Espinoza 2019. Todos los derechos reservados.