);

Rehabilitación & Fisio

BLOG



08/Dic/2021

lumbalgia

La palabra lumbalgia se refiere a un dolor localizado por debajo del margen costal y por encima del límite superior de la región glútea, que puede ser provocado por diversas causas.

Es el problema musculo-esquelético más frecuente que afecta a todos los grupos de edad. Se ha convertido en un problema de salud pública ya que es la causa más frecuente de incapacidad en el mundo. Se calcula que entre el 60 y 90% de la población presentará al menos un episodio de dolor lumbar en el transcurso de su vida

Es ocasionado y favorecido por diferentes factores, y la forma más frecuente de presentación es la inespecífica donde el dolor tiene un origen mecánico, y está en relación a fuerzas excesivas dentro de la columna; tiene un componente postural, y está relacionado con posiciones viciosas; también tiene que ver con el estado funcional, por lo que se verá favorecido por los movimientos inadecuado de la columna, y estará influenciado por la actividad muscular y por lo tanto tendrá relación con sobre esfuerzos.

Existen factores que están relacionados con mayor posibilidad de presentar este padecimiento, dentro de estos se encuentra el sexo femenino, personas con sobrepeso u obesidad, con alteración en la postura, poca fuerza muscular; y está relacionado con factores psicosociales. También es importante mencionar que guarda una estrecha relación con la actividad laboral desempeñada; por lo que existen además los llamados factores de riesgo laborales, dentro de los que encontramos el grado de trabajo físico que se realiza, el permanecer en una postura estática durante gran parte de la jornada laboral, realizar flexiones o torsiones de tronco frecuentes; levantar, empujar o jalar objetos pesados, así como realizar trabajo repetitivo o estar sometido a vibraciones.

La lumbalgia se considera un problema de salud importante porque se puede presentar de forma persistente, episódica o recurrente, con una intensidad y severidad variable, pero que afecta la funcionalidad o las condiciones de vida de la persona, y que puede variar en su tiempo de recuperación.

El dolor lumbar afecta la función muscular, especialmente músculos de la espalda y abdominales. Estos grupos musculares son los encargados de mantener la estabilidad de la columna durante los movimientos. La debilidad de los músculos abdominales ocasiona una basculación anterior de la pelvis, lo cual incrementa la posibilidad de presentar dolor lumbar.

Durante las actividades como levantar objetos, los músculos de la espalda y los abdominales se contraen para proteger a la columna contra las cargas excesivas.

Para el tratamiento de la lumbalgia se cuenta con alternativas farmacológicas, utilizando diversos medicamentos como analgésicos, relajantes musculares, etcétera, mostrando una buena eficacia en la disminución del dolor. En lo que respecta al tratamiento no farmacológico, existen varios estudios que apoyan el uso de la rehabilitación en donde se incluya un programa de ejercicios, enseñanza de higiene de columna, y modificaciones en el estilo de vida, que mejorarán la condición física y psicológica de la persona contribuyendo a la recuperación, ya que cuando no se recibe un tratamiento integral, está descrito que se presentará una recaída a futuro en un alto porcentaje de los casos. En ocasiones se utiliza el tratamiento farmacológico junto con un programa de terapia física, la decisión la tomará su médico especialista en Rehabilitación. Sin importar la modalidad de tratamiento que se elija, el tratamiento de rehabilitación siempre irá encaminado a disminuir el dolor, mejorar la funcionalidad y la calidad de vida favoreciendo la reincorporación a las actividades de la vida diaria, actividades laborales, familiares, recreativas y sociales.


Copyright by Dra. Lizbeth Espinoza 2019. Todos los derechos reservados.