);

Rehabilitación & Fisio

BLOG



1-1200x800.jpg
08/Dic/2021

La rehabilitación muchas veces es confundida con la fisioterapia, y aunque la rehabilitación utiliza técnicas físicas en su arsenal terapéutico, también coordina intervenciones de carácter psicológico, emocional, educativo, económico, laboral, social, que la medicina física no puede suministrar.  El trabajo en rehabilitación debe ser multidisciplinario, conformado por un equipo de profesionales especializados en el tratamiento de cada una de las áreas: médicos de otras especialidades, fisioterapeutas,  terapeutas ocupacionales, terapeutas del lenguaje, psicólogos.

Por lo tanto, no se debe utilizarse de manera indistinta un área (en este caso la fisioterapia) que puede o no ser parte del manejo de rehabilitación, con la totalidad del concepto.

El Médico Rehabilitador es el encargado de:

  • Actos médicos, diagnósticos y terapéuticos propios de su especialidad (por lo que hará su respectiva valoración, solicitará estudios de laboratorio y gabinete, además de prescribir tratamiento farmacológico si así lo requiriese).
  • Calificar el tipo de incapacidad y la intensidad de la misma, así como de establecer, coordinar y controlar el programa terapéutico-rehabilitador incluyendo aspectos de terapia física, movilidad, comunicación, y actividades de la vida cotidiana con las disposiciones que se requieren al igual que el suministro de ayudas técnicas, y otros dispositivos, modificandolo en función del momento evolutivo.
  • Conoce el punto máximo al que puede llegar la Rehabilitación, bien por haberse estabilizado la situación del paciente o bien por haber alcanzado los objetivos previstos.

posture-analysis-1200x800.jpeg
08/Dic/2021

La buena postura es aquella en la hay una adecuada distribución del peso corporal y que facilita el trabajo de los músculos para sostenerlo o para realizar una acción.

Las alteraciones posturales pueden estar influenciadas por el entorno psicosocial ya que existe una relación entre la postura y el estado psicológico de la persona, el estrés o la fatiga. También pueden estar influenciadas por los elementos alrededor cuando éstos son inadecuados, obligándonos a modificar la buena postura.

MEDIDAS BÁSICAS DE COLUMNA

Se deben evitar posiciones estáticas como estar de pie o sentado por largos periodos de tiempo, procurando alternar tareas en posición estática con aquellas en movimiento, o bien repartir la tarea en varios días, o intercalar periodos de descanso durante la actividad.

Se deben modificar las condiciones del lugar si fuera necesario, por ejemplo, se puede cambiar la silla, cama, o mesa si no fueran los adecuados; de manera que la altura, dureza, iluminación, y posición de los objetos sea la adecuada para la actividad a realizar.

Sentarse de forma adecuada

Se deben tener en cuenta varios aspectos:

Altura de la silla: suficientemente baja como para poder apoyar los pies en el suelo, las rodillas y las caderas deberán mantener un ángulo de 90 grados; de no ser así, se puede colocar un banquito en los pies, de manera que pueda apoyarlos.

Respaldo de la silla: se debe mantener la espalda erguida y debe apoyar correctamente la zona lumbar, de no ser así deberá complementarse con un soporte lumbar o bien un aditamento que haga esta función como un cojín.

La silla debería tener descansabrazos para apoyarse en ellos  y ayudar a mantener una buena alineación en la espalda.

Forma correcta de sentarse:

Deberá permanecer sentado en la silla lo más atrás posible, apoyando la espalda contra el respaldo, si se tiene una mesa por delante, ésta deberá estar cerca de la silla, y deberá tener una altura adecuada (se considera adecuado si la mesa llega a la altura del esternón), de manera que se evite el inclinarse hacia adelante.

Evitar asientos demasiado blandos y sin respaldo, que le queden demasiado grandes o pequeños.

Evite sentarse en el borde del asiento ya que deja la espalda sin apoyo; igualmente evite sentarse inclinándose hacia un lado.

No realice giros sobre la columna. No gire los hombros mientras las caderas permanecen en el mismo sitio. Si debe girar el cuerpo para alcanzar un objeto deberá hacerlo en bloque, es decir, girará en el mismo sentido hombros, caderas y pies para tomar lo que desea.

Evite tener la misma posición por tiempos largos. Cambie la postura cada 50 minutos.

1

1

Al conducir

Adelantar el asiento del automóvil hasta alcanzar los pedales con la espalda completamente apoyada en el respaldo, las rodillas y la cadera en ángulo de 90°.

Siéntese derecho, y deberá tomar el volante con las dos manos, quedando los brazos semi-flexionados. Se debe evitar conducir con los brazos demasiado alejados del volante, con brazos y piernas extendidos y sin apoyo dorso-lumbar.

2


Copyright by Dra. Lizbeth Espinoza 2019. Todos los derechos reservados.